Buscar por

Lema de Monterrey

El 12 de julio de 1989, el profesor y licenciado Cruz Cantú Cantil, segundo regidor en sesión de Cabildo, propuso la creación del LEMA DE LA CIUDAD DE MONTERREY. Aprobada la propuesta por el H. Cabildo, el C. Lic. Sócrates Rizzo García, alcalde de la ciudad, dispuso que el ponente se encargara de correr los trámites correspondientes para conformar la convocatoria; y fue en la sesión de Cabildo del 16 de agosto de 1989, que se tomó el acuerdo para que la Presidencia Municipal publicara la convocatoria invitando a la ciudadanía regiomontana a participar en el certamen LEMA DE MONTERREY.
Recibidas las propuestas por el H. Jurado Calificador, fueron minuciosamente calificadas, ocupando para esto varios días, y fue el día 29 del mes de septiembre cuando dictaminó que el lema: «El trabajo templa el espíritu«, era el triunfador, basándose en los conceptos expresados por su autor Profr. Samuel Rodriguez Hernández, y que a la letra dicen: El regiomontano está orgulloso de su espíritu emprendedor y laborioso, que inquebrantablemente se ha forjado como el acero de sus industrias. Se acrecienta a medida que vence las adversidades, dando lo mejor de si mismo. Ese espíritu se ha templado con el trabajo fecundo y creador, que fortalece el alma y hace de cada habitante de esta gran Capital, un ciudadano responsable que construye cada día un Monterrey cada vez más digno y mejor. «El trabajo templa el espíritu», sello indiscutible de esta gran ciudad. La inscripción del LEMA se integró oficialmente al escudo de armas de la ciudad. Monterrey, Nuevo León, noviembre de 1989.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.