Browse By

Zona Arqueológica Boca de Potrerillos

Boca de Potrerillos
Boca de Potrerillos fue un lugar estratégico para la residencia estacional de grupos indígenas cazadores recolectores, quienes desde hace 8,000 años, aprovecharon un pretérito entorno natural abundante en recursos bióticos y materias primas con las que elaboraron numerosas herramientas e instrumentos que facilitaron su vida cotidiana y ritual. Destacan ornamentos de concha, hueso y piedra, así como la elección de lugares estratégicos para el enterramiento de sus muertos. Dichas actividades denotan un estructurado ordenamiento de los espacios domésticos y rituales que en conjunto formaban parte de su complejo paisaje prehistórico característico de esta región.
 
Su principal atractivo turístico, son los más de 12,000 petroglifos que lo convierten en verdadera zona monumental del norte de México, no solo por su extensión y cantidad de elementos arqueológicos, sino porque sus antiguos habitantes fueron comunidades de muy reducido número que subsistieron a perpetuidad de la cacería pesca y recolección a diferencia de las complejas sociedades del sur del país.

 

Historia del sitio.
Los primeros reportes fueron efectuados por aficionados como J. Olson, G. DeWitt y W. Murray; quienes se interesaron por el estudio del arte rupestre, pero a falta de metodología propia de la disciplina arqueológica, sus planteamientos y conclusiones quedan en el terreno de la quimera o entelequia al carecer de datos y evidencia material que sustenten sus especulativas afirmaciones.
Por su parte, entre 1991 y 1995 el INAH y la Universidad de Texas en Austin realizan el “PROYECTO BOCA DE POTRERILLOS”, donde M. Valadez, S. Turpin y H. Eling demuestran el importante desarrollo socioeconómico y cultural que tuvieron los grupos indígenas que ocuparon estos territorios.
Tres años más tarde, Valadez continúa los trabajos arqueológicos, como parte de su proyecto “Arqueología de Nuevo León” (1998 a 2001), realizando excavaciones donde obtiene el primer patrón de enterramiento para la región asociados a interesantes artefactos líticos, de hueso y concha. Otro de los resultados fue presentación de tres tesis de licenciatura por R. Castañeda, D. Rettig y D. Carpinteyro, las dos primeras enfocadas a la interpretación de los petrograbados, mientras que la tercera se basó en el análisis de los materiales recuperados en las diferentes temporadas de campo. Así mismo, Carpinteyro presenta, como tesis de Maestría-Doctorado en la Universidad de Valencia, España, un estudio relacionada con la gestión del patrimonio arqueológico de la Zona Arqueológica Boca de Potrerillos.
Ubicación.
Partiendo de la ciudad de Monterrey, se toma la carretera México  53 en dirección a Monclova, Coahuila y se cruzan los municipios de El Carmen, Abasolo, Hidalgo y Mina, hasta la marca del kilómetro 45.3 donde se encuentra el señalamiento a la zona arqueológica. Se vira a la izquierda en dirección poniente, continuando por terracería unos 4 kilómetros hasta encontrar la unidad de servicios.
 

Ver Museo de Sitio Boca de Potrerillos en un mapa ampliado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.