Buscar por

Alfonso Reyes

Alfonso Reyes.Alfonso Reyes Ochoa
Nació en la ciudad de Monterrey, capital del Estado de Nuevo León, el día 17 de mayo de 1889. Sus padres fueron el General Bernardo Reyes y doña Aurelia Ochoa de Reyes. Cursó sus primeros años escolares en el Liceo Francés de México, posteriormente en el Colegio Civil de Nuevo León, en la Escuela Nacional Preparatoria y posteriormente en la Facultad de Derecho de México, en donde obtuvo el título de abogado en 1913. Se reunía con personalidades como Pedro Henríquez Ureña, Antonio Caso y José Vasconcelos para leer a los clásicos griegos. 

En 1910 publicó su primer libro titulado «Cuestiones Estéticas». 

En 1912 es nombrado Secretario en la Escuela Nacional de Altos Estudios, en la que impartió la cátedra de «Historia de la Lengua y Literatura Españolas. Ese mismo año fue designado segundo secretario de la Legación de México en Francia, puesto que desempeñó hasta octubre de 1914. Publicó numerosos ensayos sobre la poesía del siglo de oro español, entre los que destacan: «Barroco» y «Góngora»; además, fue uno de los primeros escritores en estudiar a sor Juana Inés de la Cruz. De esa época son «Cartones de Madrid» (1917), su breve pero magistral obra, «Visión de Anahuac» (1917), «El suicida» en 1917 y «El cazador» en (1921). En 1919 fue nombrado secretario de la comisión mexicana «Francisco del Paso y Troncoso», también en este año efectuó la prosificación del poema del Mío Cid, y en junio de 1920, fue nombrado segundo secretario de la Legación de México en España.
Ocupó diversos cargos en el servicio diplomático; en España (1922-1924), Ministro en Francia de 1924 a 1927, Embajador en Argentina de 1927 a 1930 y de 1936 a 1937; en Brasil de 1930 a 1936.
Su trabajo no se limita al de la erudición, es más bien una reinvención de metáforas poéticas y hasta políticas que definen nuevas perspectivas para articular la realidad de México, como su «Discurso por Virgilio». En «Ifigenia cruel» (1924), poema dramático en el estilo del teatro clásico, el mito contado por Eurípides se reinventa, y se transforma en una reflexión sobre la identidad y el pasado, una alegoría de su propia vida personal y también de la del México surgido de su propia Revolución. Fallece este poeta mexicano en el año de 1959.

Fuente:
http://www.uar.edu.mx/contenido/79-alfonso-reyes-ochoa.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.